lunes, 28 de mayo de 2018

Breve análisis de las papillas Blevit

Hola! ¿Qué tal ha ido la semana? Hoy os voy a hablar sobre mi experiencia con las papillas Blevit.
#Minigatita los cereales en papilla sólo los toma en el desayuno (un par de cucharadas) y a veces en la cena en su biberón (según lo que haya cenado, le pongo un par de cucharadas con la leche, o va la leche sola) porque tanto cuando se levanta, como antes de acostarla, le da la flojera y no quiere cuchara o se cansa de ella.
En el resto de comidas pues toma cereales en forma de pan, arroz, pasta, copos de maíz o copos de avena integral y otros hidratos como la patata. Pero cuando tuvo edad para introducir los cereales, me leí absolutamente la composición de todas las marcas del mercado, y la única que me convenció (más o menos) y que podía tener a mano en emergencias, fue la de cereales Nestlé.

//Sí, igual que los critiqué con el contenido de azúcar de sus yogures Yogolino y de su leche de crecimiento, reconozco que en las leches de fórmula, y en la mayoría de sus preparados de cereales, pues ofrecen una opción más "equilibrada" que otras marcas (a excepción de los cereales con miel, que no soy partidaria de su uso en alimentos infantiles) ya que no añaden azúcar, aparte de los libres presentes en los cereales, de los que tampoco conviene abusar*//
Cuando estaba embarazada, como probablemente TODAS las mamás, me apunte a todos los clubs de marcas infantiles (leches, papillas, potitos, pañales...) que daban muestras gratuitas, entre ellos el club de padres de Ordesa. Y desde que la peque nació, me fueron mandando muestras de sus productos, infusiones, leches, papillas... la mayoría lo donaba a Cáritas, porque no lo iba a usar, como la leche, o las infusiones, pero la papilla la guardaba porque, he de reconocer, que a papá y a mi a veces nos gusta tomarnos una para desayunar o merendar jajaja.

El motivo de que esté escribiendo este post, justo ahora, es que cuando la peque cumplió un añito, me mandaron una muestra de la "papilla multicereales con frutos secos, miel y frutas" (que encima te dicen que puede tomarla el bebé desde los 6 meses...), y bueno, YO, adulta, acostumbrada al consumo de azúcar, fui incapaz de acabarme el bol de papilla. Era excesivamente empalagoso, al punto de que me picaba la garganta. ¿¡¿¡¿CÓMO SE ME IBA A OCURRIR DARLE ESO A MI HIJA?!?!? Aquí podéis ver su composición.
Como madre, os aconsejo, que al menos es lo que yo hago siempre, que antes de darle a vuestros hijos algo nuevo, lo probéis vosotros primero.

Las primeras muestras de papilla de Blevit, las conseguí en una canastilla del club de TodoPapás, por lo que las probé estando embarazada (antojos raros que tenía...junto con comer tortilla y tomate frito casero a todas horas jajaja), y sinceramente no me gustaron para nada. Estas tres fueron las que probé.
Tienen una textura arenosa y cuesta mucho que se disuelvan en leche caliente por lo que forman grumos grandes. Y ya si nos metemos en la composición... pues no mejora la cosa. No voy a analizar  los valores nutricionales esta vez, pero si voy a hablaros sobre dos ingredientes que tienen en todas sus papillas y que dan lugar a dudas.
En sus cajas, te ponen "0% azúcares añadidos" (subrayaría 3 veces más la palabra azúcares), ajam, perfecto...  pero justo arriba pone "con fructooligosacáridos". Y lo normal es pensar, ¿y eso que leches es? ¿algún nutriente supermolón que hará a mi bebé mas listo, mas fuerte, o que mejorará sus defensas?. Pues lo siento, pero por desgracia no. Simplificándolo mucho (mucho), es un compuesto formado de fructosa + sacarosa, ambos AZÚCARES, y se utiliza como un edulcorante, con menor contenido calórico que el azúcar domestico, sí, pero azúcares al fin y al cabo (podéis consultar en Wikipedia). No voy a expresar lo que pienso sobre el uso de edulcorantes en alimentos infantiles porque... no, porque me hierve la sangre.
Otro componente de las papillas Blevit, es la dextrinomaltosa (también conocida como maltodextrina), que también es una molécula compuesta por glucosa (sí, sí, el mismo compuesto que el azúcar de mesa, otra vez), por lo que puede considerarse un AZÚCAR. Este compuesto, se usa en suplementos para deportistas de alto nivel (😱), por su rápida metabolización y su liberación gradual en sangre. Sé que los niños crecen muy rápido, pero de ahí a añadirles un componente que toman los ciclistas o los fisioculturistas, no se... al menos yo, como nutricionista, lo veo excesivo. (También podéis consultar esta información en Wikipedia).
Si queréis consultar otro enlace, aquí os lo dejo.

En resumen, como veis, no es oro todo lo que reluce, y aquí tenemos otra marca que se aprovecha de la confianza que deposita el consumidor en marcas "de toda la vida", pensando que nos ofrecerán productos sanos y de calidad para nuestros hijos, y de que el sistema educativo tradicional, nos enseña a diferenciar una frase yuxtapuesta de una subordinada, pero no nos enseña nociones nutricionales básicas para poder llevar una dieta sana y equilibrada.

Se que algunas madres daréis estas papillas a vuestros hijos, a veces no nos queda otra porque pueden ser más económicas que otras marcas, o porque otras fórmulas les han sentado mal con anterioridad y con estas les va bien, o simplemente son las únicas que vuestro pequeño quiere comer. Eso no os hace en absoluto malas madres, cada niño y cada casa es un mundo independiente y a parte, pero cuando podáis, optad por opciones más sanas, o por darles, como os decía arriba arroz, pan, avena...Llegada cierta edad, es mejor que vayan experimentando nuevas texturas, como los copos de avena en el yogur, con trocitos pequeños de fruta fresca, y la masticación, con el pan y los granitos de arroz con su puré del almuerzo. Sea como sea, seguro que lo estáis haciendo lo mejor que podéis.


*TODAS las marcas de cereales infantiles, contienen azúcares libres aunque se declaren "0% azúcares añadidos", y los azucares libres son perjudiciales para la salud según la OMS (tanto de niños como de adultos) porque aumentan el riesgo de padecer obesidad y diabetes en el futuro.

1 comentario:

  1. Cierto, cada madre lo hace lo mejor que puede y hay que respetar su decisión aunque sí es importante mirar bien el contenido de azúcares y grasas.

    ResponderEliminar

Para salvaguardar tu privacidad, no se usarán los datos que facilites para ningún fin personal ni comercial. Las cookies que Google utiliza en esta web se utilizan para prestar sus servicios y analizar su tráfico.