lunes, 16 de abril de 2018

Probando "Nestlé Junior Crecimiento"

Este mes hemos probado gracias a Testamus la leche "Nestlé Junior Crecimiento". Nos enviaron un lote muy completo compuesto por:
  • 3 Bricks de 1 litro de Nestlé Junior Crecimiento +1 año con bajo contenido en lactosa.
  • 3 Bricks de 1 litro de Nestlé Junior Crecimiento +1 año  con sabor a cereales
  • 3 Bricks de 1 litro de Nestlé Junior Crecimiento +2 años con sabor original
  • 3 Bricks de 1 litro de Nestlé Junior Crecimiento +2 años con sabor a galleta maría 
  • 2 Packs de 6 briks 200ml de Nestlé Junior Crecimiento +1 año con sabor original
  • 2 Packs de 6 briks 200ml de Nestlé Junior Crecimiento +1 año con sabor galleta maría

El lote es para compartirlo con 3 colaboradores y como #minigatita apenas tiene 11 meses, primero lo hemos probado papá y yo (en unas pocas semanas lo probará ella también). Así que de momento daré nuestra opinión y cuando ella lo pruebe y mis colaboradores también, actualizaré la entrada.

Desde el punto de vista de "mamá nutricionista", sigo pensando que la asignatura pendiente de Nestlé, es eliminar el azúcar de los ingredientes, a nosotros la verdad es que nos pareció demasiado dulce, y eso que estamos acostumbrado a alimentos con azúcar. Podéis ampliar la siguiente imagen (a la izquierda está la Nestlé Junior Crecimiento +1 año con cereales, a la derecha  la Nestlé Junior Crecimiento +1 año con bajo contenido en lactosa):
Los bebés nacen sin necesidad de probar el azúcar, con todo un mundo de sabores por descubrir, y con una dieta rica en hidratos complejos (harinas integrales, fibra...) no la necesitan. Además, acostumbrarlos a una dieta sin azucares simples (azúcar, miel, dextrinomaltosas...) es beneficioso para ellos, ya que cuando sean más independientes, rechazarán los alimentos excesivamente dulces, lo que les ayudará a evitar una posible obesidad y/o diabetes en su adolescencia y su vida adulta.

Otro aspecto, a nivel nutricional, que no termina de satisfacerme, es el uso de leche desnatada en la opción de "bajo contenido en lactosa" y en la elaboración de la leche de continuación de la opción con cereales. Está totalmente desaconsejado el uso de leches semidesnatadas y desnatadas en niños menores de 3 años (salvo recomendación pediátrica). Ellos tienen unos requerimientos nutricionales totalmente diferentes a los nuestros, y las grasas que contiene la leche son necesarias para su correcto desarrollo.
Es cierto que las grasas que "se quitan" se sustituyen por aceites vegetales, pero cuando el bebé lleva una dieta equilibrada, mejor que el producto/alimento esté lo menos manipulado posible y lleve pocos o ningún aditivo. Es mejor una leche más "natural" y añadir una cucharadita de aceite de oliva virgen extra en su puré. 😉
Además, la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPHGAN) recomienda utilizar leches de continuación hasta los 2 y formulas de crecimiento hasta los 3 años, siempre que la situación económica familiar lo permita, pero, al contrario que en la opción con cereales, en esta no aparece la formula de continuación, si no que el ingrediente principal es ¿¿AGUA??. Y estas son las opciones para +1 año.

La composición de las opciones Nestlé Junior Crecimiento +2 años tienes esta composición (a la izquierda la opción "sabor original" y a la derecha la opción con "sabor a galleta maría"):
Solo voy a comentar lo mismo que con la opción para a partir de un año. Leche desnatada, aceites vegetales añadidos, y de nuevo, AZÚCAR.😕

Se la daré a probar cuando tenga edad, porque al fin y al cabo, por muy nutricionista que yo sea, cada niño es un mundo, y aunque ahora come de cine, quizás en algún momento se vuelva una rebelde sin causa y tenga que recurrir a alimentos "más o menos sanos" pero que si le gusten para cubrir sus necesidades mientras atraviesa esa etapa. Ya os contaré que pasa 👍

NOTA: Se que algunas madres daréis esta leche a vuestros hijos, a veces no nos queda otra porque pueden ser más económicas que otras marcas, o porque otras fórmulas les han sentado mal con anterioridad y con estas les va bien, o simplemente son las únicas que vuestro pequeño quiere tomar. Eso no os hace en absoluto malas madres, cada niño y cada casa es un mundo independiente y a parte, pero cuando podáis, optad por opciones más sanas, o por darles, leche de vaca normal cuando tengan edad... Sea como sea, seguro que lo estáis haciendo lo mejor que podéis.

ACTUALIZACIÓN JUNIO 2018: La semana pasada cuando se me acabó la leche de continuación que tenía aun, le di a #minigatita a probar en el bibi la leche +1 con cereales para desayunar, y no se lo acabó, tomó mucho menos de la mitad de lo que suele tomar (unos 80ml de los 250ml que toma normalmente). En el siguiente biberón, el de la cena, cuando cogió la tetina y la probó, escupió el biberón y volvió la cara y no conseguimos que tomara nada. Le preparé uno con la leche nuestra normal y se lo tomó entero, así que creo que con ella no ha tenido mucho éxito, supongo que le sabría muy dulce y no está acostumbrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para salvaguardar tu privacidad, no se usarán los datos que facilites para ningún fin personal ni comercial. Las cookies que Google utiliza en esta web se utilizan para prestar sus servicios y analizar su tráfico.