lunes, 14 de mayo de 2018

Embarazo, fertilidad y suplementos preconceptivos

Cuando un bebe viene "sin avisar", o mejor dicho, sin haberlo buscado, nuestro ginecólogo/a nos recetará una serie de suplementos y complementos alimenticios para asegurar el correcto desarrollo del bebé y el buen estado de salud de la mamá. Véase ácido fólico, hierro, calcio...
O suplementos completos que agrupen todos estos nutrientes como Natalben, Donnaplus, Gestagyn... Cuya composición asegura, básicamente, que al bebé y a la madres no les falte de nada, y que el embarazo se desarrolle sin complicaciones asociadas a déficits nutricionales.
Pero cuando el embarazo es deseado, y hemos empezado a pensar en tener un bebe, lo ideal es anticiparse un poco.
Cuando empieza a rondar por nuestra cabecita loca la idea, lo primero que debemos hacer es visitar a nuestro ginecólogo. Éste, primero nos mandará una analítica para conocer nuestro estado general de salud, si hay anemia, problemas de azúcar, ver como están nuestras hormonas, cómo funciona la tiroides, nuestro hígado y riñones... También nos hará una ecografía y una citología para ver el estado del útero y los ovarios, si existen quistes, algún tipo de "malformación" como el útero bicorne, etc.
Si todo está bien, nos mandará uno o varios suplementos para ayudarnos a "formar el nido" (así lo llamó mi doctora y me hizo mucha gracia).
Cuando una mujer está pensando en quedarse embarazada, lo ideal es que empiece a cambiar en su vida aquellos hábitos que sean poco saludables, empezando por los alimenticios (y lo mismo para el hombre ☝). Durante el embarazo, los requerimientos del bebé son muy altos, tanto, que a veces no basta que con lo que comemos diariamente y nuestro cuerpo recurre a nuestras reservas para que al feto no le falta de nada. Precisamente por esas reservas, son tan importante los complementos "preconcepción". Los más comunes son Natalben preconceptivo Gestagyn preconcepcion.
Además, estos no solo ayudan a mejorar la cantidad y calidad de las reservas de nutrientes de nuestro cuerpo, si no a aumentar las posibilidades de un embarazo. 
Específicamente para esto último, están estos complementos (os pongo los más conocidos).
La finalidad de este tipo de suplementos, es ayudar al cuerpo de la mujer a que se produzca un embarazo a través de:
  • Regular la menstruación (para tener algo más controlada la fecha de ovulación, aunque eso sea algo difícil porque nunca es algo exacto).
  • Mejorar la calidad del ovocito (célula que en su maduración da lugar al óvulo) a través de sustancias antioxidantes.
  • Mejorar el equilibrio químico de los fluidos del tracto reproductivo (un ambiente con un pH demasiado alto, o demasiado bajo, afecta a la movilidad del esperma, impidiendo que lleguen al óvulo).
Pero en general, todos contienen ácido fólico, que ayuda a prevenir los defectos del tubo neural del feto (prevenir espina bífida), hierro, otras vitaminas del grupo B que ayudan a un correcto desarrollo de los tejidos maternos, magnesio, calcio y selenio.

También hay suplementos para ayudar a la fertilidad masculina (no sólo vamos a preocuparnos nosotras porque todo vaya bien 😉).
A parte de estos suplementos que os recetará vuestro especialista, debéis corregir hábitos como el sedentarismo, eliminar el alcohol y el tabaco de vuestro día a día y reducir el contenido en vuestra dieta de grasas saturadas, azúcares refinados y el exceso de sal. Un peso sano siempre ayuda a la concepción.

Existen también algunos alimentos que pueden ayudar en lo que a fertilidad se refiere, ya que aportan un equilibrio químico a nuestro organismo que a veces es lo que está dificultando el proceso. Algunos ejemplos son:
  • Pomelo y frutos rojos: Un zumo de pomelo por la mañana ayuda a regular el pH del organismo. Además estos alimentos son ricos en vitamina C y antioxidantes naturales, que ayudan a aumentar los niveles de estrogeno y la calidad de la mucosidad cervical.
  • Nueces: Son ricas en antioxidantes y en Omega-3, y en los hombres mejoran la calidad del esperma, incrementando su movilidad así como evitando anormalidades cromosómicas.
ATENCIÓN: Estos alimentos ayudan a mejorar nuestra salud y las condiciones de nuestro organismo para una posible fecundación, pero sólo eso. Comerlos no asegura el embarazo, ya sabéis que hay muchísimos factores que intervienen en este milagro. Lo primero y ante todo, es acudir a un especialista si tenéis dudas o cualquier problema para concebir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para salvaguardar tu privacidad, no se usarán los datos que facilites para ningún fin personal ni comercial. Las cookies que Google utiliza en esta web se utilizan para prestar sus servicios y analizar su tráfico.